Manchas

Este es el mejor momento para mejorar la piel, la vuelta de las vacaciones, los excesos y el sol, son los causantes de problemas en nuestra cara que cogidos a tiempo tienen solución:

¿Quien no quiere sentirse bien y tener una piel radiante?.

Vamos a ver tratamientos en casa y tratamientos a manos del especialista dependiendo del grado de problema.

MANCHAS

¿Por que a partir de los 35 años empezamos a notar manchas, o la piel poco uniforme?

Estamos acostumbrados a echarle la culpa a los trastornos hormonales, el sol, el tabaco, la edad, ……   pero, ¿ponemos solución para olvidarnos de ello?

Para tratarnos en casa necesitamos ver el grado de la mancha y si son recientes. Primero realizaremos una exfoliación, que se basa en retirar la primera capa de células muertas de nuestra piel. y la haremos con una mezcla de sal y aceite. Esto forma un peeling perfecto para empezar nuestro tratamiento casero.

Seguidamente lo retiraremos con agua y unas esponjas, para aplicar seguidamente limón y perejil, si, habéis leído bien, realizaremos una mezcla del zumo de limón con perejil troceado lo más pequeño posible, y con un algodón aplicaremos el zumo por nuestra piel, únicamente en las zonas dañadas. Este tratamiento no puede durar más de 10 días debido al componente ácido del limón, podemos realizar el tratamiento una vez cada 2 meses, pero también es importante tener una crema con factor de protección para aplicarla antes de salir a la calle, y así tener protegida la piel. Notaremos que las manchas se difuminan y en algunos casos podrían desaparecer. Si la mancha persiste tendremos que ir al especialista.

Dentro de los especialistas podemos ver diferentes soluciones, si es una mancha profunda con mucho tiempo y dañada, debemos acudir al dermatólogo, el cual nos hablará del láser y como actúa en la mancha. Aunque tenemos tratamientos no tan agresivos pero de igual resultado como los tratamientos en cabina realizados por profesionales de la estética, estos tratamientos dependiendo del sitio requieren de varias sesiones que no sólo mejoran el aspecto de la zona dañada sino de toda la piel.

Estos tratamientos se basan en el fundamento de la renovación celular, haciendo que nuestra piel trabaje por si misma ayudada por los cosméticos adecuados.

Durante el verano es esencial llevar crema con un factor de protección alto, denominado SPF e incluso acompañarlo de cremas con vitamina C, las cuales ayudan a sintetizar mejor los rayos solares para que no dañen nuestra piel.

Después del verano nuestra piel está más reseca, y cansada, y la podemos ayudar con cremas de oxígeno,  o revitalizantes, que ayudan a estabilizar el PH y a la síntesis de vitaminas, proteínas y minerales necesarias para mantenerla sana.

¡Ayudemos a nuestra piel para que se sienta bien! 

También hablaremos de la deshidratación , la falta de tono o luminosidad y los poros dilatados y por supuesto sus causas, junto con algunos trucos para solucionarlo en casa o con ayuda del especialista.

 

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).