Cavitación

Para que podamos entender, lo mejor posible lo que hace este tratamiento, aquí os doy dos explicaciones, una para que lo entendamos todos y otra a nivel más técnico.


La cavitación
es un aparato, que mediante unas ondas, disuelve la grasa, hasta convertirla en líquido, esa grasa líquida a través de nuestro sistema linfático, es expulsada al exterior, mediante la orina o el sudor ( un ejemplo, es la mantequilla, la cual es grasa pura, si la ponemos a calentar, se disuelve, pues eso es lo que pasa en nuestro interior, la grasa se deshace y nosotros mismos por el ciclo natural de nuestro cuerpo nos deshacemos de ella).

Si lo hablamos un poco más técnico, diríamos que el aparato provoca la destrucción de la célula adiposa con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia líquida (diglicérido) que será eliminada a través del sistema linfático y vías urinarias.

Las células grasas se ven expuestas a una sobrepresión, que rompe sus membranas, desencadenando la destrucción de los adipocitos. La grasa que contienen –los triglicéridos- se fragmenta en diglicéridos, pudiendo ser éstos últimos expulsados a través de la orina.

Antes de iniciar nuestro tratamiento es fundamental beber entre 1 y 2 litros de agua diarios para obtener unos buenos resultados, ya que nos ayudan a drenar los líquidos después del tratamiento y será más efectivo. Si podemos acompañarlo de ejercicio, presoterapia, o alguna otra técnica drenante, garantizaremos unos óptimos resultados.

Los beneficios que obtendremos con este tratamiento son:

  • Pérdida de peso y volumen corporal.
  • Disolución de la grasa localizada.
  • Seguridad testada cientificamente.
  • Indoloro y sin efectos secundarios.

La cavitación está contraindicada en personas que sufren de insuficiencia renal, insuficiencia hepática, que lleven marcapasos u otros dispositivos electrónicos, hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia, personas con epilepsia,  lactancia y embarazo. En casos de diabetes sería recomendable consultar con un médico.

Nos darán a firmar un consentimiento, ¡¡No os olvidéis de leerlo antes de firmarlo ya que ahí tenemos las contraindicaciones y las explicaciones del aparato!!, y será el momento de que nos resuelvan dudas sobre lo que nos van a realizar.

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).