¿Cómo cuidar las uñas de las manos?

Los principales enemigos de nuestras uñas son el agua y el frío. Pero también podemos encontrar otros muchos, como sustancias alérgicas, mordernos las uñas, los medicamentos, los productos de limpieza, y algunos esmaltes de uñas mal formulados. Pero, ¿Cómo podemos tener unas uñas sanas y sin problemas?

Nuestras uñas son unas grandes delatadoras de nuestro estado de salud. La mala alimentación, un ritmo de vida estresante y la falta de minerales y vitaminas las dejan frágiles, y quebradizas. Las uñas débiles pueden sufrir con mayor facilidad infecciones como hongos y bacterias. Si las uñas se abren en capas con facilidad, puede deberse a una reacción alérgica a algún producto de uso diario.

  • El aceite de almendras es muy bueno para hidratar la uña e incluso la cutícula, realizar este tratamiento tres veces en semana durante un par de meses revitaliza la uña y la fortalece. Impidiendo así que se abra en capas.
  • Cuando quieras pulir tus uñas es mejor acudir a un profesional, ya que si se pulen demasiado la uña queda muy fina y tiene mayor facilidad de enfermar.
  • Hay aceites esenciales en tiendas profesionales que ayudan a recuperar la uña dañada.
  • El aceite de oliva mezclado con limón blanquea la uña, cierra las capas, endurece la uña y aporta brillo.
  • Si llevas uñas postizas, es muy importante tener los laterales y la cutícula hidratada, así como exigir el aporte de un antihongos antes de la colocación de las mismas. Esto ayudara a que estén protegidas de agentes externos dañinos.
  • Hay pastillas específicas para el crecimiento de pelo y uñas que funcionan bastante bien, pero siempre es recomendable hablar con tu médico para saber si te van a funcionar.
  • Para limar las uñas es conveniente hacerlas cuadradas pero con los laterales redondeados para que crezcan sanas y no se claven
  • Los baños de parafina son muy beneficiosos tanto para las manos como para hidratar las uñas.
  • En verano es muy importante proteger las uñas del Sol, ya que al igual que la piel pueden quemarse si no se las protege.

La forma de tu mano y el cuidado que le des a lo largo de tu vida influye sobre el crecimiento de la uña. Las personas con las manos deformadas son más propensas a que sus uñas crezcan con dificultad y alberguen múltiples enfermedades en ellas, ya que la sangre no fluye con toda la normalidad que debe y esto provoca la debilidad de las mismas. Estas personas necesitan un cuidado mucho más profundo y la atención médica necesaria para poder mejorar la salud de sus manos.

Las uñas son salud.



Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).