¿Cómo tratar las espinillas y los puntos negros?

Cuando nos vemos esos puntos negros o granitos con la cabeza blanca, sólo se nos ocurre una cosa, estallarlos, pero ¿eso es lo más adecuado, o hay otros métodos incluso para prevenir que aparezcan?

Pues sí chicos y chicas, hay métodos muy buenos para prevenir los indeseados granos y los puntos negros, así que espero que estos consejos para prevenir y ayudar contra los que ya están os ayuden.

Menstruación-granos

Vamos a hablar un poco primero de por que salen:

El acúmulo de grasa, sebo o suciedad en la piel viene dado por un mal funcionamiento debido a la falta de higiene en la piel, ya que el poro se tapona, se inflama y aparecen las marcas y granos rojos con infección.

Cuando la piel tiene un exceso de grasa muy intenso y lleno de infección como es el acné, aparecen en acción las bacterias, que de manera natural están en nuestro organismo y al encontrarse con un poro cerrado por la suciedad, lo inflaman y aparece el grano.

Hay factores como la herencia que también influyen en la aparición de los granos pero con un tratamiento sencillo se mantienen a raya.

En los días próximos a la menstruación y en el embarazo tenemos las hormonas más alteradas y esto influye en la aparición de granos.

¿Cómo prevenir y curar nuestra piel?

Lo más importante es tener una buena higiene diaria y desmaquillar la piel con leche y tónico, sobre todo en casos en los que el acné es muy fuerte. Hay jabones de glicerina que son realmente buenos para prevenir y limpiar la piel. Si somos un poco más dejados con el desmaquillado, podemos comprar toallitas desmaquillantes, que son cómodas y rápidas.

Hay muchas cremas oil free o libres de aceite indicadas para equilibrar el Ph de nuestra piel y prevenir la aparición de granos, que nos ayudan desde dentro.

Si usamos algún exfoliante una vez a la semana, lograremos que la piel elimine las células muertas y la tendremos más suave y reluciente.

Una buena mascarilla de arcilla verde una vez cada 15 días ayuda a nuestra piel a cerrar los poros, hidratarse y regenerarse más rápidamente.

Aunque debemos tener en cuenta de que si el problema es muy severo podríamos necesitar ayuda profesional, para que nos asesoren que tratamiento es el más adecuado.

En nuestra mano está tener la piel sana y cuidada.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).