¿Cuál es la Historia de la Belleza?

  • Hace mucho tiempo, en la prehistoria, ya empezábamos a pintarnos con colores sacados de la tierra, de los árboles y  de las plantas, aquí comenzó la historia de la belleza, la cual partía de las mujeres fértiles, dando igual, su peso, altura y canon de belleza.
  • En la época de la mesopotamia, empezamos a usar perfumes y  aprendíamos a mezclar aromas. Empezaban las primeras depilaciones y el delineado de cejas. Las pieles más claras y las mujeres voluptuosas, eran las más adecuadas para la continuidad de la especie, debido a sus anchas caderas para tener hijos.
  • La biblia y el antigüo testamento hablan de la belleza, de palestina, de persia, de egipto, de los fértiles campos que rodeaban este mundo, de sus materias primas, de la belleza de las mujeres, de como pintaban sus ojos con khol. Teñían sus mejillas con alheña en tonos rojos y anaranjados. Suavizaban sus pieles con ungüentos, aplicaban aceites y perfumes, y se lavaban con jabones de potasa o álcali extraído de las cenizas de la haya. Las mujeres de suave piel y con curvas eran las más buscadas en esta época.
  • En Egipto, hablaban de la belleza de Cleopatra, de su nariz, de sus felinos ojos, de sus vestimentas imperiales, de los baños en leche de burra para suavizar su blanca piel, y de sus hermosas manos, pero sobre todo su estilizado cuerpo y sus curvas, las cuales la hacían sumamente atractiva a ojos de los hombres.

Las cortesanas de las faraonas ya las imitaban poniéndose pelucas, colorando el cabello con henna.

       De Nefertiti, reina y esposa de Amenhotep IV, se conserva un extraordinario busto en el museo de Berlín, esta reina a pesar de haber tenido 6 hijos, se la recuerda todavía por su estilizada silueta, y por extender la moda del color verde en los párpados.

  • En Grecia fué donde se empezó la exportación de productos de belleza al resto de los países, de echo se decía que en Atenas, no había mujeres ni viejas, ni feas. Los masajes y el ejercicio físico empezaban a realizarse con frecuencia para potenciar la belleza. La diosa Afrodita de Cridona es una figura griega que ha llegado a nuestra época como un símbolo de belleza.
  • En Roma la belleza afectaba a hombres y mujeres por igual, los hombres se depilaban integralmente al igual que las mujeres, se lavaban y peinaban con cosméticos, se perfumaban y teñían sus cabellos. Sólo en el siglo IV ya había en roma 900 establecimientos de baños termales.
  • La Edad Media, sus guerras, y su austeridad, fueron una época de decaimiento para la belleza.  Pero al llegar las cruzadas en el siglo XI, de las manos de los musulmanes, resurge la belleza. Se intercambian culturas, se crean adornos para el cuello, las muñecas, con piedras preciosas, e incluso crean el tocador, de apariencia como la de un escritorio, pero lleno de cajones y espejos para mirarse y pintarse sin problema, ya que podían ver el resultado.
  • Actualmente los canones de belleza, los creamos nosotros mismos, la televisión, la prensa y los medios, difuminan la belleza de las personas dando una imagen de la belleza enferma y sin gracia. La belleza no es igual para toda la gente, una super modelo puede ser impresionante para unos, y desnutrida y poca cosa para otros, lo importante es sentirse bien con uno mismo, y saber que siempre vas a gustar a alguien, da igual la talla, pero siempre siendo uno mismo.


Si queréis leer más sobre la belleza y su pasado hay un gran libro titulado La historia de la belleza escrito por Umberto Eco.

 

Esta entrada fue publicada en Maquillaje, Salud, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).