Cuidados para unas piernas bonitas

Aquí os dejo unos consejillos para que vuestras piernas luzcan lo mejor posible esta primavera, ¿Os animáis?

Lo primero es tenerlas bien depiladas, e hidratarlas a diario para que nuestra piel esté perfecta. Además tenemos que cuidar nuestra circulación.

Si estamos acostumbrados al sedentarismo, lo mejor que podemos hacer es cambiar de hábitos, y empezar a tener una vida sana. 

Prevenir es la clave para evitar las temidas varices. Si aplicamos estos consejos en nuestra vida diaria notaremos muy buenos resultados.

Vamos a ver los cuidados diarios que hay que tener para lucir unas piernas bonitas:

  • No se si habréis oido hablar alguna vez de las duchas de calor y frío combinadas. Trata de que apliquemos chorros de agua, intercalando el frío y el calor para activar la circulación. El modo de aplicación es de pies a ingles. Veréis la diferencia.
  • Cuando nos duchemos, podemos aprovechar para seguir cuidándonos y aplicarnos un exfoliante una vez a la semana. Tenemos que aplicarlo dando masajes circulares, a ser posible con un guante de crin masajeando de abajo a arriba, y empezando desde los pies hacia arriba. Así, eliminaremos las células muertas y prepararemos la piel para que absorva mejor cualquier producto.
  • Los mejores aliados que podemos encontar contra la  flaccidez y la celulitis son las cremas con componentes como las algas, o la cafeína, pero no notaremos resultados si no las usamos a diario. Para aplicarnos los productos tenemos que secar muy bien la piel después de la ducha.


Ahora unos truquillos para embellecer las piernas:

  • No debemos tener miedo a lucir las piernas, ya que si están hidratadas lucirán más bonitas. Un aceite reafirmante después de la ducha las hará más atractivas, y las faldas, vestidos y shorts os quedarán genial.
  • Los autobronceadores después de exfoliar tu piel, quedarán más uniformes y naturales. Esto hará que lo que te pongas quede mucho mejor.
  • Si el problema que tenemos es la celulitis, varices o flaccidez y nos da mucha verguenza enseñarlas, podemos optar por llevar medias de color carne un poquito tostadas para crear un efecto bronceado, a la vez que moldea nuestro cuerpo.
Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).