Deshidratación

Como ya comentamos con las Manchas, vamos a hablar de los problemas que pueden aparecer cuando tenemos el cutis deshidratado, y algún consejo para ayudaros a obtener una piel brillante y llena de vida.

Cuando se produce una pérdida de agua en nuestro cutis, la piel empieza a tener una serie de problemas tales como, arrugas, irritación, descamación y sensibilidad y debemos tratarla con máxima prioridad, ya que si el daño no se soluciona podría ser permanente.

Esta alteración puede ser provocada por el Sol,  y los cambios de temperatura.

Si has vuelto de vacaciones con la cara bronceada, es mejor usar una crema hidratante con color antes que una base de maquillaje, así no se secará la piel, e hidratarás la zona.

Para ayudar a tratar tu piel, lo mejor es consumir más de dos litros de agua al día para hidratarte por dentro y sentirlo por fuera.

En cuanto a la hidratación  externa, podemos utilizar un truco casero muy sencillo y que ayuda a mantener la piel en perfecto estado. Empezaremos mezclando un yogur natural y zumo de melocotón, esta mezcla nos aporta vitaminas, proteínas y alimento hidratante para nuestras células dañadas, la aplicación se realizará una vez por semana, y el tratamiento puede durar el tiempo que deseemos. Debemos tenerlo puesto en la piel, durante un mínimo de 15 minutos, para notar unos efectos notables. Una vez pasado ese tiempo lo retiraremos con agua, y aplicaremos nuestra crema diaria.

Si la anomalía continúa, la solución nos la dará nuestra esteticista, ya que existen diversos tratamientos personalizados para tratar los distintos grados de la deshidratación.

Como consejo a la hora de comprar una crema hidratante, nos fijaremos en las propiedades principales que llevan, como aloe vera, azuleno, manteca de karité, aceite de almendras o rosa mosqueta. Estas cremas regulan el PH de la piel y ayudan protegiendo e hidratando nuestro cutis.

¡¡¡No dejes que tu piel tenga sed!!!!

Ni agua fría ni caliente, el agua tibia es nuestra mejor opción para revitalizar la piel en nuestra limpieza diaria.

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).