Ergonomía en el trabajo (II): Empleos en bipedestación

Llega el turno de los trabajos que requieren una bipedestación prolongada, así como un levantamiento habitual de grandes pesos.

En primer lugar nombramos las patologías más habituales en relación con estas ocupaciones:

Lumbalgias por sobrecarga muscular o malas posturas prolongadas.

– Problemas de retorno venoso.

Sobrecarga de hombros, epicondilitis y lesiones de muñeca en actividades de manipulación.

 

POSTURA ESTÁTICA PROLONGADA

  • Alterna el reparto de peso de un pie a otro, tratando siempre de realizar pequeños paseos cada hora para movilizar las articulaciones. Puedes realizar también micropausas activas, en las que te vendrán muy bien estiramientos como los expuestos en publicaciones anteriores.
  • Utiliza un reposapiés para apoyar primero un pie y, 20 minutos después, el otro.

  • Si tienes opción de realizar varias tareas, altérnalas. Así no sobrecargarás un mismo grupo muscular durante un tiempo prolongado.
  • En el caso de las tareas del hogar, realiza descansos activos, es decir, divídelas en mitades, y descansa de una llevando a cabo otra diferente. Si ésta requieren actividad manual, trata de alternar ambos brazos; al principio te sentirás incómodo, pero poco a poco irás cogiendo práctica.
  • Coloca los utensilios que vayas a utilizar a mano, para no tener que desplazarte ni forzar posturas más de lo necesario. La altura recomendada es entre los hombros y la pelvis, para así no dañar los hombros.
  • Utiliza un calzado cómodo, estable, antideslizante y sujeto al pie, así como una vestimenta adecuada.

 

MANEJO DE CARGAS

  • Examina la carga antes de manipularla. Analiza las esquinas, los salientes o cualquier otro relieve que pueda resultar molesto para su levantamiento. Es conveniente, además, que visualices el recorrido a realizar durante su desplazamiento y apartes cualquier posible obstáculo del mismo. Utiliza las ayudas mecánicas siempre que sea posible.

  • Resulta fundamental mantener la carga cerca del cuerpo. Si es posible, desplázalos mediante carros o cualquier tipo de plataforma con ruedas. Recuerda que es mejor empujar que tirar, puesto que utilizas el peso de tu cuerpo para realizar el empuje.

  • A la hora de agacharte, separa los pies a la altura de las caderas, flexiona las piernas llevando la pelvis hacia atrás (y no las rodillas hacia delante, pues podrías lesionártelas), mantén la espalda recta y vuelve a la posición inicial siempre mediante una contracción de glúteos y cuádriceps, y nunca de la zona lumbar. Si la carga es muy pesada, mantén las piernas ligeramente flexionadas mientras debas mantenerla.
  • En el caso de que las cargas se encuentren en un nivel superior a tu cabeza, accede a ellas utilizando una altura, evitando siempre ponerte de puntillas y elevar los brazos en exceso.
  • Tanto para acceder a la carga como para desplazarla, evita la rotación de tronco, puesto que es uno de los movimientos más dañinos para los discos intervertebrales. No la asocies nunca a una lateroflexión del mismo. Si ncesitas girarte, procura que el movimiento parta de la pelvis y las rodillas, evitando realizar el movimiento con la zona lumbar.

 

Por último te recomendamos, sea cual sea tu ocupación, que valores el introducir el deporte a tu rutina diaria. Éste resulta beneficioso para adquirir la fuerza necesaria para los trabajos físicos, así como el control postural tanto para éstos como para las ocupaciones menos activas. Añadimos, además, los beneficios psicológicos derivados de la actividad deportiva, los cuales conocerás si ya has probado este estilo de vida.

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).