Geoterapia, un masaje para recordar

La geoterapia o el masaje con piedras, es una técnica muy antigua con grandes beneficios para tu organismo. Se pueden utilizar diferentes tipos de piedra, como calientes, frías o semipreciosas, contando cada una de ellas con un tipo de tratamiento y diferentes resultados, ¿os animáis a descubrirlo?

vida-sana-masaje-con-piedras-de-jade

Esta técnica se inspira en las antiguas técnicas orientales. Activa la energía de nuestro cuerpo mediante los chakras, y nos libera toxinas.

El masaje se emplea de forma estática, posicionando las piedras en puntos fijos que activan energías, y de forma activa dando movilización para la relajación del resto del cuerpo. Es un masaje super placentero.

Las piedras frías pueden ser de varios tipos pero la más común es la piedra de mármol, que tiene una temperatura ideal para este tipo de tratamiento.

masaje_con_piedras_calientes_c

Suelen utilizarse para masajes relajantes, circulatorios o drenantes.

Tiene varios efectos:

 

  • Efecto físiológico. El calor, el estrés o estar de pie mucho tiempo son factores que pueden hacer que nuestras piernas estén hinchadas. El mármol produce un efecto de frío que mejora la circulación de las piernas y, a nivel interno, y mejora la absorción del calcio.
  • Efecto zen. Se trabaja a nivel espiritual y emocional produciendo una agradable sensación de relajación.

Las piedras calientes trabajan con temperaturas muy agradables y produce muchos beneficios a nuestro organismo.

13539521659910-0-680x276

  • Mejora las funciones de nuestro organismo, reduce los dolores crónicos –sobre todo los óseos y musculares–, y ayuda a equilibrar el sistema nervioso y el circulatorio.
  • Nos ayuda a relajarnos, pues mediante el correcto flujo de la energía, armonizamos cuerpo, mente y espíritu, provocando una relajación profunda.

Las piedras semipreciosas se aplican con masaje de piedras calientes y frías, junto con la aromaterapia.

1476_1213953409_Cuarzo-rosa-(2)

  • Estas piedras eliminan tensiones, aumentan la circulación sanguínea mandando los nutrientes necesarios al organismo, y estimulan la energía vital de las células para que trabajen mejor. También reducen el nivel de estrés acumulado.

 

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).