Llega el Verano, vamos a preparar nuestra piel

 

Llega el Verano . ¿No os parece que no debemos descuidar nuestra piel? 

402808_3153280529283_1635367062_nEl Sol, el mar, el calor y las piscinas, resecan nuestra piel y la dejan desprotegida. Os dejo unos consejillos para cuidarla y prepararla para este verano.

  • Necesitamos exfoliar la piel una vez a la semana mientras nos duchamos, podemos usar una esponja de loofa o algún gel de baño que ya lleva incorporados las partículas exfoliantes. La exfoliación consiste en retirar las células sobrantes de nuestra piel, lo que hará que tu bronceado este verano sea más uniforme y dure mucho más tiempo.
  • Es imprescindible que la piel esté lo más hidratada posible. Hay mucha gente que no aguanta las cremas en la piel, para estas personas están los aceites  corporales, de almendras, de rosa mosqueta, de argán, ….. hay una gran variedad para todos los gustos. Lo aplicaremos después de la ducha y retiraremos el exceso sin frotar, con una toalla.

Si las cremas nos encantan y no tenemos problemas en utilizarlas, lo más adecuado es usarlas por la noche, para que actúen sin tanto contacto con la ropa de la calle.

  • En la alimentación también tenemos que tener en cuenta la Vitamina C y los alimentos ricos en agua. El calor hace que pierdas  líquidos y es importante más aporte de agua. Las frutas de Verano, como la sandía, el melón, la naranja, o los melocotones ayudan a nuestro organismo contra el calor. La zanahoria, pomelo, los zumos, y otros alimentos ricos en Vitamina C, te ayudarán a que tu bronceado sea más bonito.

Hay complejos vitamínicos que toma mucha gente en esta época del año, para reactivar las células y preparar nuestra piel para esta época de calor. También podéis probar con ellos. Sobre todo si tu piel es muy sensible al Sol, ya que te protegen desde dentro.

  • Ya se que este último punto no tiene que ver mucho con preparar la piel, pero es casi lo más importante de toda la entrada del blog. Es la protección de nuestra piel. Protegerla no significa, no ponerse moreno, sino todo lo contrario, es coger color sin que tu piel sufra, evitarás quemarte, dañar tu piel, rojeces y alergias futuras e intolerancia al Sol. Mientras que sus beneficios son múltiples, proteges tu piel, coges color por todos lados y a la vez sin manchas ni rojeces, además hidratas la piel y la nutres con cada aplicación, así que, decide que prefieres.

Los tipos de protección que hay dependen de nuestro tono natural de la piel, por eso es importante, no sólo la compra de un buen producto, sino también que os asesoren de cual es el más adecuado para vosotros.

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).