Los secretos del Aloe Vera

¿Por qué decimos que el Aloe Vera vale para todo?

El Aloe es una planta con múltiples propiedades, Se utiliza en productos de belleza, herbolarios, droguerías y parafarmacias.

También se utiliza mucho en jarabes y zumos. Antigüamente e incluso ahora, en nuestra época, seguimos utilizando el Aloe Vera directo sobre la piel, cortando la hoja y aplicándola sobre la zona dañada, para carmarla o tratarla.

¿Cuales son las principales lesiones en nuestra piel, en las que podemos usar el Aloe Vera?

  1. Quemaduras
  2. – Cortes y heridas
  3. – Picaduras de insectos
  4. – Llagas
  5. – Dolores musculares o reumáticos

¿Cómo podemos usarlo directamente de la planta?

Cogemos el gel que se encuentra en el interior de la hoja de Aloe Vera. Elegimos una que no haya recibido agua durante 5 días antes y realizamos el corte a la noche o a la mañana temprano.

Aplicamos nuestro gel directamente en la quemadura, herida, infecciones por hongos, picaduras, o cualquier otra irritación en nuestra piel. El Gel curará y cicatrizará la zona manteniéndola siempre hidratada.

¿ Hay demostraciones científicas de la curación del Aloe?

Se ha demostrado que una quemadura térmica profunda tratada con Aloe vera, evoluciona en 48 horas a una quemadura menor de segundo grado por la rápida regeneración de los tejidos y sin dejar apenas cicatriz.

¿Qué propiedades estéticas tiene?

  • Es un gran hidratante.
  • Revitaliza las células y las devuelve la firmeza.
  • Limpia en profundidad, y ayuda a eliminar puntos negros.
  • Estimula la creación de nuevas células

¿Que propiedades médicas tiene?

  • Ingerido es un potente laxante.
  • Tiene grandes resultados en tratamientos contra el cáncer.
  • Bronquitis, Asma, y otros síntomas respiratorios son tratados con Aloe.
  • En el campo de la odontología es usado como blanqueador.

Es importante saber que esta planta es un complemento a otros tratamientos, NUNCA los sustituye.

¡En muchos lugares esta planta atrae la buena suerte y es creadora de esperanza!

 

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).