¿Qué beneficios tienen los masajes?

Cuando estamos cansados, una gran forma de relajar nuestros músculos y evitar la aparición de alguna lesión, es la aplicación de un masaje en la zona dolorida.

  • A nivel psiquiátrico, un buen masaje puede eliminar dolores de cabeza, ansiedad y  agotamiento, consiguiendo sensación de bienestar, satisfacción y mayor grado de belleza en nuestra piel.
  • Los masajes son todas las maniobras de roce, fricción, amasamiento, golpeamiento o estrujamiento que se efectúan en alguna zona o en la totalidad del cuerpo con el fin de que el organismo se active o trabajando problemas terapéuticos o estéticos.
  • En la antigüedad el masaje era un lujo, actualmente está a mano de todos, y está siendo muy usado en la medicina preventiva, ya que ayuda con la tensión, el estrés y muchas otras enfermedades.
  • Los masajes desempeñan una gran función en el organismo, ya que estimulan la circulación sanguínea, y las células que abastecen de nutrientes a nuestra piel, volviéndola más suave y tersa.
  • En las antiguas culturas de Oriente se descubrió el masaje.

Hay muchos tipos de masaje, dependiendo del problema a tratar, estos son algunos de ellos:

  1. Reflexología podal: Se trata de un masaje tratante en los pies, que sirve para paliar los dolores.
  2. Drenaje Linfático: Este masaje es el encargado de estimular el sistema de deshecho del organismo para que funcione correctamente.
  3. Masaje Deportivo: Sirve para relajar los músculos de los deportistas.
  4. Quiromasaje: Su función es quitar contracturas y paliar las lesiones.
  5. Masaje Circulatorio: Estimula la circulación de la sangre.
  6. Masaje Relajante: Como su nombre indica es para tener un rato de relajación.
  7. Masaje Shantala: el masaje para los más pequeños, ayuda con los cólicos.
  8. Shiatsu: Consiste en un masaje con presiones sobre los mismos puntos de la acupuntura.
  9. Masaje anticelulítico: Son masajes de movilización activa para ayudar a deshacerse de la celulitis.
  10. Geoterapia: Es un masaje con piedras calientes o frías que relaja las zonas más tensas.

Hay muchos otros masajes, pero estos son los más comunes y de los que hablaremos en próximas entradas.

Cuando el día se hace duro, el estrés te puede y el trabajo te agobia, lo mejor es tomarse un rato para uno mismo y relajarse con un masaje cada 15 o 20 días. Se nota.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).