¿Qué tipos de cosmética existen?

COSMÉTICA TRADICIONAL

La cosmética tradicional se diferencia por su composición, más concretamente el uso (o no) de productos químicos. Se calcula que, de media, un cosmético tradicional tiene al menos diez productos químicos entre sus ingredientes, que en muchos casos buscan aumentar la vida útil del producto, o darle un aroma o color más llamativo y agradable para que el usuario se decida por su producto.

Entre estos productos químicos, el más conocido, por ser también el más criticado, son los parabenos, un compuesto químico que se utiliza principalmente para aumentar la vida útil del producto cosmético, conservándolo durante más tiempo.

toxicos cosmética tradicional

La principal ventaja de la cosmética tradicional es su capacidad de conservación, gracias a las sustancias antibacterianas y antifúngicas. Sin embargo, aunque las alergias se pueden desarrollar a cualquier tipo de compuesto, natural o químico, es más frecuente que la piel reaccione ante estos últimos, y también suelen afectar a pieles sensibles o con algún tipo de dermatitis.
Este tipo de cosmética actúa sólo en la capa base de la piel, debido a la cantidad de producto que lleva y su densidad, lo que hace muy difícil que penetre en otras capas.

COSMÉTICA NATURAL

Los productos cosméticos naturales se componen de materias primas provenientes de plantas o minerales naturales. Se prefiere el uso de materia prima orgánica, es decir, aquellas plantaciones que han evitado el uso de productos químicos incluso en su cultivo, aunque de momento no se puede certificar que toda la cosmética natural sea proveniente de cultivo ecológico certificado. Los conservantes son siempre naturales, como el ácido benzoico, el ácido ascórbico o el alcohol benzílico.

En cuanto a la cosmética natural, el beneficio lo encontramos, obviamente, en la ausencia de agentes químicos, que no son absorbidos por la piel y por tanto no llegan a nuestro organismo. Esta composición hace que sean más respetuosos con cualquier tipo de piel, pero en especial, están orientadas a personas con problemas de piel sensible e irritaciones, ya que no suelen provocar problemas como eccemas. Esta cosmética es la ideal para pieles intolerantes o alérgicas.

COSMÉTICA BIOTECNOLÓGICA

Las aplicaciones de la Biotecnología Cosmética más conocidas son las destinadas al cuidado de la piel.

Esta rama de la biotecnología busca fundamentalmente contrarrestar los efectos de la contaminación en el cuerpo humano, así como falta de hidratación y protección solar, y de contrarrestar los signos de la edad causados por el indebido cuidado de la piel o por productos cosméticos químicos.
Dentro de la Biotecnología destaca la cosmética molecular que desarrolla principios activos con una función clara y específica sobre la piel. Estos activos son “programados” para penetrar dentro de la piel.

Consiste en la manipulación de células vivas para la mejora y obtención de productos que penetren con más facilidad en las capas de la piel.
Modifica la estructura del activo molecular, mediante cultivo de bacterias.

1017119_349393965187153_1798157953_n

COSMÉTICA NANOTECNOLÓGICA

La nanotecnología trabaja con alto y bajo peso molecular, minimizando los pesos moleculares creando así una mayor facilidad de penetración en las 3 capas de la piel.

Nivel de penetración de la cosmética tradicional 30%.
Nivel de penetración de la cosmética biotecnológica 90%. (estudios científicos probados)

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).