Trucos para que la cera te duela menos

Cuando nos hacemos la cera, tenemos la sensación de que puede ser una situación dolorosa. No sólo depende de la forma de trabajar de los especialistas sino también de la preparación de nuestra piel. Así que, os dejo unos consejillos, que sin duda son de gran utilidad a la hora de una depilación con cera.  Sobre todo en zonas de especial cuidado.

depilacion-con-cera

Las axilas y la zona del bikini son zonas de gran sensibilidad y también las más comunes en las que aparecen alergias, o irritaciones de algún tipo, así que vamos a ver como podemos fortalecer nuestra piel para su depilación.

  • Se puede colocar hielo en la zona que queremos depilarnos para que haga de anestesia natural. No quitará el dolor, pero lo hará menos intenso.
  • No debes depilarte durante el ciclo menstrual porque estarás más sensible.
  • Si tomas algún tipo de medicamento anticoagulante, la cera no es tu mejor opción.

depilacion-laser-stylo10-peluqueros

  • La ingesta de líquidos diaria es muy importante para la hidratación interna de nuestro organismo, y eso también lo nota nuestra piel. Así la piel estará hidratada y no sufrirá tanto. El café y el alcohol el día de la depilación sensibiliza la piel.
  • Antes de depilarte, es recomendable un buen baño calentito para que los poros se dilaten y se suavice el vello corporal.
  • No debemos aplicarnos cremas o aceites antes de la depilación, ya que por su composición puede irritar nuestra piel.

depilacion-cera1

  • Intentar estar relajada para que cuando nos den el tirón no nos tensemos y pueda provocar un levantamiento de piel. Escuchar música es muy buena técnica para distraerte.
  • Un peeling corporal o exfoliación tres días antes de la  depilación para sacar pelitos enquistados, y eliminar células muertas hará que la depilación te deje la piel más suave y con menos pelos cortados.
  • Después de depilarnos lo ideal es rehidratar la piel con aceite de almendras, aloe vera, o alguna crema que no lleve alcohol, para que la piel regenere lo antes posible.

Esta entrada fue publicada en Salud, Tratamientos, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).