Varices

Las varices constituyen la patología vascular más conocida porque afecta al 20% de la población adulta, en su mayoría mujeres. Se trata de venas deformadas y dilatadas que suelen aparecer casi siempre en las piernas.

Se producen cuando las válvulas venosas no ejercen su efecto regulador y la presión de la sangre hace que las venas se hinchen  y pierdan su elasticidad. Las molestias más habituales son: dolor muscular, hinchazón, hormigueo y sensación de fatiga en los brazos y piernas. Por otro lado, estos síntomas pueden verse acentuados durante la menstruación y en épocas de calor.

Piernas

Aquí van unos truquillos que pueden servir de ayuda para prevenirlas:

  • Practicar la natación con frecuencia o andar durante media hora al día evitará la aparición de varices en las piernas y en otros lugares.
  • También es bueno para evitar que aparezcan tomar duchas de agua fría en las piernas (debe ser lo más fría posible) haciendo movimientos circulares ascendentes para estimular la circulación.
  • Andar por la orilla del mar es de lo más recomendable.
  • Hay que evitar el uso de prendas que opriman la cintura, como cinturones apretados o pantalones muy ajustados. En cuanto a las medias, es preferible usarlas de compresión decreciente.
  • No permanecer de pie durante mucho tiempo. Siempre que sea posible hay que moverse e ir cambiando de postura de vez en cuando. También hay que evitar estar mucho tiempo sentado y, si se cruzan las piernas, hay que ir alternándolas.
  • Los zapatos de tacón alto son enemigos de la circulación de las piernas.
  • Se debe controlar el consumo de sal, pues favorece la retención de líquidos y la aparición de edemas en las piernas. Consumir poca sal es también beneficioso para el resto del organismo, sobre todo para el corazón.
  • Descansar con las piernas en alto unos quince centímetros sobre el nivel del corazón facilita el retorno venoso.
  • Las mujeres que ya poseen varices deben olvidarse de la depilación con cera caliente y usar métodos menos agresivos, que no dilaten la zona afectada, como la cera fría, el láser o la eléctrica.
  • El Sol no debe de incidir directamente en las piernas ya que es uno de los principales enemigos de las personas con varices.
  • Una infusión con Romero, ruda y melioto tomada dos veces al día ayuda a prevenirlas.

Tened en cuenta estos consejos y lucid unas piernas sanas y cuidadas.

Esta entrada fue publicada en Salud, Trucos caseros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para confirmar que no es spam, por favor, realiza esta operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Al hacer un comentario, aceptas que instalemos una cookie en tu navegador con el fin de facilitar tu interacción con nosotros (mantener tu sesión activa, e identificar que eres tú en futuras visitas a nuestro blog).